Planetas Personales

Para simplificar consideraremos todos los objetos celestes como astros, a pesar de que científicamente hablando no lo sean, por ejemplo, hablando del Sol y la Luna que son luminarios o de Plutón considerado como un nano planeta.

Existe una subclasificación de los planetas en el orden astrológico. Esa subclasificación se refiere a una división de los 12 planetas que usamos desde la Luna hasta Plutón.

La primera parte de esta división se llama “los planetas personales”; estos son los planetas que simbolizan nuestras funciones más humanas, más comunes, como por ejemplo comunicar, amar, aprender. Los planetas personales son los siguientes: La Luna, Mercurio, Venus, el Sol, Marte, Júpiter y Saturno. Estos 7 planetas son visibles al ojo humano, es decir, los podemos observar sin necesidad de un telescopio.

 

Cuando nos acercamos a la simbología y los significados de los planetas es imposible negar una correlación explicita entre estos y la mitología. La mitología representa las cosmovisiones de los pueblos que a través de historias y cuentos relatan enseñanzas de la sabiduría popular. Cuando se trata de Astrología occidental obviamente lo que vamos a observar son los relatos acerca de los dioses griegos y romanos, que corresponden a cada planeta. Este vínculo, entre mitología y astrología es muy poderoso; ayuda a entender en lo más profundo el simbolismo planetario.

La Luna

 

La Luna es la que se mueve más rápidamente, desde el punto de vista geocéntrico, de la Tierra. Así como lo describimos anteriormente, la Luna simboliza tu mundo emocional, tu sensibilidad. Además, nos comenta acerca del vínculo que has tenido con tu madre y, por lo tanto, como has aprendido a sentirte segura, protegida. Así la posición por signos va a afinar las características de los planetas, mientras la posición de las mismas por casas nos mostrará en que sectores de nuestra vida se van a manifestar esas características. En el caso de que tengas la Luna en Virgo, por ejemplo, te daría una innata capacidad de ordenar y planificar las cosas, de administrar de forma muy meticulosa, pero al mismo tiempo podrías tener una tendencia en complejizar todo cada vez que te sientes insegura, hasta incluso volverte maniaca. Tendrías la capacidad de servir, de producir, de ser muy práctica, pero también de alejarte de lo bello que la sencillez y la simplicidad le da a la vida.

Por cada posición se podría hacer una muy larga descripción pues la idea aquí no es que te vuelvas Astróloga, sino que entiendas cómo funciona el sistema Astrológico (risas).

Más allá de sus simbolismos por signo o por casa, la Luna tiene diferentes fases que resultan de este sagrado baile Soli-Lunar. Existen también eclipses lunares y solares y su importancia es muy grande y afecta fuertemente cada ser humano.

A nivel de la mitología, existen varios arquetipos lunares, desde Selene, una diosa poderosísima y muy antigua, hasta Diana o Artemisa, o incluso Hécate, la parte más oscura de la Luna. La luna es el planeta regente del signo de Cáncer.

 

 

Mercurio

 

Mercurio es el planeta que simboliza el traslado de la información, desde lo mental hasta lo expresivo, esto es, la comunicación. Para los griegos era Hermes, el mensajero de los dioses; famoso por su capacidad vertiginosa de aprendizaje y por su creatividad, se ha ganado los favores de su padre, Zeus, y gracias a su astucia logró adquirir posesiones que inicialmente no eran propias. Hermes además era el dios de los ladrones, comerciante y mercaderes; eternamente joven y libre.

Desde luego, nada sorprendente que el planeta Mercurio tenga que ver con tu capacidad de vincular la información desde lo mental hasta lo comunicativo. Mercurio te muestra de que forma piensas, elaboras ideas y trasladas la información desde la verbalización, la comunicación, hasta la palabra escrita. Te informa acerca de tu forma de aprender, de razonar y de elaborar conexiones mentales. También tiene que ver en otros niveles con el mago que sabe vincular el mundo material con el mundo espiritual, esto es, el arriba con el abajo (Hermes Trimegistro). Así, por ejemplo, tendrías con un Mercurio en Aries capacidad de elaborar ideas fuertes y condicionantes, poderosas, pero no practicas ni duraderas. Si tienes ese Mercurio, de seguro tendrías a comunicarte de forma franca, espontanea e incluso algo impaciente y agresiva. Tu capacidad aquí sería la de animar, liderar con la palabra estimulando y creando energía a través de la misma, pero te aburrirías al no crear una estimulación intelectual, a explorar nuevas ideas. Así, muy bien podrías encontrar nuevos caminos desde lo intelectual, se te complicaría mucho más sostener ideas y realizar investigaciones, por ejemplo. Tendrías capacidad de aprender de forma veloz captando la globalidad de los asuntos, pero a la hora de deber laborar con los detalles se complicaría el asunto…

Mercurio rige a Géminis y a Virgo.

 

Es importante entender que en Astrología no existe un solo significado para algo; si deseo mirar mi comunicación y mi forma de expresarme verbalmente, tendría que mirar a Mercurio pero sin analizar con detenimiento la casa 3 y los aspectos que recibe, la información sería incompleta.

 

 

Venus

 

Venus es el planeta del amor mundano, del gusto estético, del encanto diplomático y seductor. Te informará acerca de nuestra forma de complementarnos, de nuestros gustos e intereses en el amor de pareja. Venus, a la imagen de Afrodita (diosa griega de amor y la belleza) nos mostrará cual es nuestra forma de registrar armonía y belleza, y cuáles son nuestra capacidad para crear ambientes de paz, armonía y tranquilidad. Es un planeta destacado en carta astrales de diseñadores y decoradores, diplomáticos y modelos, personas que laboran con espacios de belleza y spa…

Venus se encuentra en domicilio en los signos de Tauro y Libra que rige.

 

El Sol

 

El Sol representa nuestra identidad, nuestra capacidad de brillar e irradiar, mostrarnos ante los demás y exteriorizar vitalidad y fuerza a través de nuestro ser. También nos indica que tanto ego, orgullo y necesidad de atención requerimos, así mismo que tanta confianza y autoestima tenemos puesta en nosotros mismos. El Sol es el gran maestro de orquesta dirigido por los planetas, es el centro de todo, vital e indispensable. El Sol es regente de Leo.

 

Marte

 

Marte para los romanos era el Dios de la Guerra, muy honrado y alabado por los guerreros y los oficiales; también era un dios estratégico y de mucho valor y coraje. Para los griegos era Ares, y se manifestaba de forma mucho más torpe y violenta. Así, en lo profundo Marte representa tu instinto y tu deseo más espontaneo y manifiesto. Tu capacidad para decidir, resolver situaciones, asumir un espacio y un lugar y defenderlo, tu capacidad para luchar y enfrentar retos y desafíos, como exteriorizas tu energía física y tu rabia […] todo esto será simbolizado por el planeta Marte. Este último es el planeta que rige a Aries.

 

El símbolo de Marte es el mismo símbolo usado para representar al género masculino, mientras el de Venus representa la mujer; desde los significados astrológicos de estos planetas podrás entender el porqué.

 

Marte debe asumir una posición muy importante en las cartas de deportistas o militares. Cuando una mujer tiene un Marte fuerte en su carta natal la hace autónoma, mandona y le da rasgos masculinos que marcan su personalidad con fuerza y capacidad de generar o resolver conflicto.

 

 

Júpiter

 

Los astrólogos antiguos lo llamaban “el benéfico mayor”, ya que su influencia generalmente es muy benefactora.  Júpiter agranda, expande, favorece, multiplica y fertiliza; así, básicamente dependiendo en que parte de la carta astral se encuentra tendrá una influencia positiva.

Ahora, más a profundidad Júpiter tiene que ver con la confianza y fluidez que puedes tener en tu vida, tu optimismo, tu fe, tu capacidad para comprender más a fondo el porqué de las cosas; esto es, darle un propósito a lo que tu vives y haces. Más allá de eso, nos brinda información acerca de nuestra prosperidad y capacidad para vivir en la abundancia y la opulencia. Muchas veces es considerado como el planeta de la “suerte”, en realidad Júpiter es el canal de energía divina que se encuentra con el deseo propio. Júpiter rige el signo de Sagitario.

 

 

Saturno

 

Saturno plasma los límites y obstáculos de la vida a través de los cuales tendrás que madurar, responsabilizarte, ser practica y aterrizada, y sostener cargas. Muchas veces esta “equivocadamente” considerado como malo; los antiguos lo llamaban el “maléfico mayor”, pues simbolizaba los problemas, encierros y enfermedades.

En realidad, Saturno es la ley de la naturaleza, la física de la realidad; a través de Saturno es que encuentras tu estructura, tu capacidad de persistir y lograr alcanzar tus objetivos esforzándote y, a veces, atravesando experiencias duras.

Saturno es el último planeta visible al ojo humano y representa una frontera entre la realidad y el más allá. Así, más allá de Saturno estamos más allá de la realidad física y científicamente concebida. Cuando uno se encuentra con un tránsito de Saturno, no se trata de temer o pensar que cosas malas le van a suceder, sino que tenemos que ser prudentes y coherentes en nuestras acciones, ya que Saturno cobra las cuentas que no están al día (risas).

Saturno es el planeta regente del signo de Capricornio.

Bogotá, XX de xxxxx

2019

Preguntas y respuestas

  • CEIA - Facebook