Una confusión moderna sobre Astrología

La confusión Humana acerca de la astrología: causa y efecto

Es común hoy día, y tristemente hasta frecuente, escuchar “Se me inundó la casa por culpa de Saturno directo” o “llegue tarde al trabajo y me despidieron todo fue por Mercurio Retrógrado”, “mi marido me fue infiel porque Neptuno pasa sobre mi Sol”...

Es muy triste escuchar tales oraciones de desresponsabilizacion tan numerosas y más aún cuando la culpa de lo que sucede la echamos a los planetas. Eso NO es Astrología.

Los planetas responden ante la ley de Correspondencia del universo siendo símbolos analógicos de nuestra vida en tanto a que “lo que se encuentra arriba se encuentra abajo”, pues lo que está en macro existe y se refleja en el micro y viceversa. Cuando leemos una carta astral, tenemos que ser conscientes de que esa carta refleja el mundo energético de la persona para la cual se lee pero no es responsable por todo los bienes y males que se le ocurra a esta persona. La Astrología es una herramienta que permite realizar toma de consciencia, despertar, crecer en el autoconocimiento y el libre albedrio, de ninguna forma encontrar en los planetas un culpable de los infortunios que nos ocurren y de los cuales nosotros somos los responsables.

Así como el médico iridiologo diagnostica a través del Iris los daños orgánicos de una persona, el Astrólogo analiza la vida de alguien a través de su mapa natal. No es acto de Magia que el médico iridiologo pueda ver en el ojo de alguien su estado de salud, pues existen numerosas terminaciones nerviosas que conectan cada parte de su cuerpo con el ojo. Así mismo puede que hasta el momento no hayamos descubiertos (por completo) la conexión que existe entre los planetas y la vida terrrestre humana y no hace falta que lo hayamos hecho para comprobar la eficacia de esta herramienta milenaria.

Pero decir, sujeto al grado de ignorancia y de victimización tan alto que tengo, que es la culpa de mi ojo y de sus componentes que tengo mal el hígado, el páncreas y quien sabe qué más- lo cual sería cómo culpar al sistema solar y sus planetas de los males que me ocurren- es reducir una ciencia y arte ancestral sumamente elevado como lo es la Astrología a un estado de ignorancia absoluto.

Es responsabilidad de todos, si tenemos amor por la ciencia astrológica, honrarla y respetarla.

Puede parecer muy exagerado, pero hay quienes estamos comprometidos con la propuesta de una astrología sería, funcional y respetada. Queremos darle a la astrología el puesto que se merece en la sociedad, por amor y respeto hacia ella. Eso nunca será posible si no se empieza a poner límites y solamente a mirar de qué forma yo me puedo beneficiar de ella no importa cuánto la ensucio.

Dejemos de ser egoístas y seamos verdaderos.

Dejemos de actuar de forma conveniente para hacer lo correcto.

Porque si yo creo en la Astrología y la entiendo así sea un poquito, entonces mucho antes de querer lucrarme con ella yo querré estar a su servicio.

Por eso el CEIA ha creado las leyes fundamentales de la Astrología.

Por favor, seamos coherentes y consecuentes. Crees que Saturno se está muriendo de la risa cuando tu tienes una pelea con tu jefe ? Porque si es así te invito a que te busques otro objeto de diversión.

Bogotá, 24 de Septiembre 2019

Preguntas y respuestas

  • CEIA - Facebook